Terremoto En Mexico El 19 De Septiembre De 2017

El sismo asimismo ha causado cortes en el suministro eléctrico y en el servicio de telefonía, fugas de gas y ha interrumpido el servicio del Metro. Las críticas expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación. Se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos escritos aquí publicados mientras que se cite la fuente completa y la dirección electrónica de la publicación. Otras de las imágenes muestra la evacuación de los pacientes ingresados en un hospital de Ciudad de México. En Puebla, un testigo grabó las escenas de pavor que se vivieron a lo largo del temblor. Cámara en mano, abandonó el lugar en el que estaba y salió a la calle para buscar cobijo, donde decenas de residentes habían hecho lo mismo.

terremoto en mexico el 19 de septiembre de 2017

Los triángulos negros muestran las localizaciones de los edificios colapsados o poderosamente dañados. Para detectar qué construcciones pudieron verse afectadas por el sismo de 2017, los ingenieros y sismólogos calculan lo que llaman las “aceleraciones fantasmales” desde los sismogramas registrados. Estos valores nos dan un concepto de las aceleraciones que lograron experimentar, en sus azoteas, edificios con diferentes alturas.

¿los Daños Se Debieron A Deficiencias En El Reglamento De Construcción?

El número de víctimas fatales del terremoto del 19 de septiembre en México subió a 331 y la ciudad más importante del país es la que registra mucho más muertos, con 192, informó el día de hoy el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente. Independientemente de lo anterior, se conoce que existe un arduo problema por falta de cumplimiento de las normas concretadas en el reglamento vigente de construcción, documentado en proyectos de investigación completados en la UNAM. Consecuentemente, los daños observados se comentan mejor con la carencia de observancia de las normas, mucho más que por posibles deficiencias en el Reglamento de Construcción de hoy. Un análisis detallado del movimiento del suelo producido por los dos sismos en la Ciudad de México revela cosas atrayentes. Gracias a la vasta red de acelerógrafos y sismómetros que registraron los dos terremotos en la Localidad de México, y a los sacrificios de varios sismólogos e ingenieros mexicanos, el día de hoy hemos entendido mejor qué ocurrió. La sacudida ha provocado el derrumbe de decenas y decenas de edificios en distintas zonas de la Localidad de México.

Localizaciones del sismo de intensidad 7.1 del 19 de septiembre de y ciertos otros del mismo tipo en la zona. Las “pelotas de playa” ilustran la orientación de las fallas y la dirección en que deslizaron. Este edificio, ubicado en la céntrica colonia Roma, se derrumbó absolutamente con el seísmo de 7,1 en la escala de Richter del pasado 19 de septiembre, que dejó 325 muertos, la mayoría de ellos, 186, en la Ciudad de México. No obstante, las 40 personas que continúan bajo los escombros de este inmueble de áreas de trabajo, entre ellos el español Jorge Gómez Varo, podrían disparar la cifra de víctimas fatales.

¿Por Qué Los Daños Se Concentraron En Ciertas Zonas De La Ciudad?

Como ahora se dijo, existe una clara correlación entre la franja roja de máxima aceleración al poniente de la cuenca y la localización de los edificios colapsados o poderosamente dañados. Asimismo es sorprendente la correlación que hay entre los valores enormes de aceleración y la geometría de los sedimentos lacustres . La mayor parte de los daños están al oeste de la cuenca sedimentaria, sobre la región de transición y una parte del suelo blando, muy cerca de su límite poniente.

terremoto en mexico el 19 de septiembre de 2017

Sólo por la gran diferencia en magnitud de los dos eventos, uno podría sospechar que no. Esto tiene sentido, puesto que el sismo de 1985 liberó 32 ocasiones mucho más energía sísmica que el del 19 de septiembre de 2017. Sin embargo, en 1985, el epicentro fue muy lejano y bajo las costas del estado de Michoacán, a mucho más de 400 km de la capital, al tiempo que el 7.1 ocurrió solamente 120 km al sur de la región. Por ello, más allá de que la ruptura que generó las ondas sísmicas el martes pasado es mucho menor que la de 1985, las sacudidas en la Ciudad de México fueron tan violentas. Al menos 331 personas han fallecido y miles han resultado lesiones tras el terremoto que sacudió el centro y el sur de México el pasado 19 de septiembre.

Otro de los instantes captados por las cámaras fué el derrumbamiento de un edificio en Ciudad de México. Se calcula que prácticamente treinta creaciones se han venido abajo por el seísmo. Algunos profesores y progenitores de familia del la escuela “Ramón Jiménez Alarcón” en el Estado de Guerrero en México han bloqueado las calles locales para exigir la revisión del plantel y que Protección Civil dictamine la estructura del plantel.

La violencia del movimiento del suelo en la Ciudad de México es dependiente principalmente del género de suelo donde nos encontremos. Como ya se ha dicho, gran parte de la localidad está asentada en suelo blando, sobre sedimentos lacustres . La Figura 5 muestra la aceleración estimada en las azoteas de inmuebles de 7 a 10 pisos (i.y también. con períodos de resonancia próximos a 1 segundo) causada por el sismo del 19 de septiembre de 2017. Cabe determinar que este mapa fue generado en forma automática, casi en tiempo real, por el Centro de Ingeniería de la UNAM, por lo que se hizo público unos minutos después del sismo.

La diferencia más clara entre los dos terremotos ocurrió en suelo blando para inmuebles con más de 15 pisos. La Figura 4b exhibe precisamente cómo, en 1985, los edificios de este tipo próximos a SCT experimentaron aceleraciones de 1.5 a 4.9 veces más grandes que las observadas el 19 de septiembre de 2017. En 1985, ciertas de estas grandes estructuras experimentaron aceleraciones de hasta 760 gal. Como referencia, la aceleración de la gravedad terrestre (i.y también. la de un cuerpo en caída libre) es de 981 gal.

La separación del sismo del 19 de septiembre de 2017 ocurrió en la placa oceánica de Cocos (i.y también. sismo intraplaca), por debajo del continente, a una profundidad de 57 km . Más allá de que esta clase de sismo no es el más común en México, de ningún modo es increíble. En la Figura 1 se detallan los epicentros y profundidades de ciertos sismos similares, introduciendo el del pasado martes. Estas rupturas se producen a profundidades mayores que los típicos sismos de subducción como el de 1985, que tiene lugar bajo las costas del Pacífico mexicano sobre el diseño de contacto entre las placas tectónicas de Cocos y de Norteamérica (línea roja, Figura 1). Los sismos intraplaca, de profundidad intermedia, se producen por esfuerzos extensivos a lo largo de la placa de Cocos. Las fallas geológicas socias a estos sismos se conoces con el nombre de “fallas normales”.

Un Fuerte Terremoto Sacude México Y Deja 225 Muertos

Nuevos análisis detallan que las duraciones más grandes aguardadas para periodos de oscilación menores a 2 segundos encajan con la zona de mayor destrucción para el sismo de magnitud 7.1 del 19 de septiembre de 2017. Por ejemplo, la duración de la etapa intensa del movimiento en CU fue de 36 segundos, al paso que en SCT, fue de 1 minuto. Por tal razón, tanto la violencia de las sacudidas como su duración en la zona de transición y de lago son las causantes de la destrucción. Para ofrecer un concepto tangible, la amplitud de las ondas sísmicas con periodos cercanos de 2 segundos en región de lago (y también.g. colonias Roma, Condesa, Centro y Doctores) puede ser 50 ocasiones mayor que en un lugar de suelo estable de la Localidad de México. No obstante, como las ondas asimismo se amplifican en el suelo firme de la periferia, con respecto a lugares lejanos de la Ciudad de México, la amplitud en región de lago puede ser de 300 a 500 veces mayor. En algunos sitios de la región del lago, las aceleraciones máximas del suelo producidas por el sismo de magnitud 7.1 fueron inferiores a las registradas en 1985.